Tortura denunciada en albergue juvenil temporal en Tijuana

Decenas de niños han sido torturados en un albergue juvenil temporal en Tijuana, Baja California, según una de las víctimas.

Un joven de 19 años identificado solo como Javier le dijo al diario el Universal que cuando tenía 10 años fue puesto en régimen de aislamiento en un albergue de la agencia de servicios familiares DIF en la ciudad fronteriza norte.

Javier dijo que dos empleados lo arrastraron a la llamada “sala de meditación” ubicada detrás del refugio mismo y que lo dejaron en la oscuridad sin acceso a agua ni baño durante más de una semana.

Muchos otros niños sufrieron la misma suerte durante el tiempo que pasaron al cuidado del estado, dijo.

“DIF hizo lo que quisieron conmigo”, dijo Javier. el Universal en un refugio cristiano donde ahora vive en San Quintín, un pueblo a unos 300 kilómetros al sur de Tijuana.

Dijo que el primer día que estuvo en la “sala de meditación” exigió saber qué le había sucedido a su hermano, que también se alojaba en el refugio pero a quien no había visto en una semana.

Descubrió que su hermano también había sido retenido en la “sala de meditación” como castigo por quejarse de la calidad de la comida que le ofrecían. Tras su “liberación”, fue trasladado a otra instalación estatal.

Javier dijo que durante el tiempo que estuvo en régimen de aislamiento solo le dieron comida con moderación.

“A veces se olvidan de que estás ahí y no te dan nada de comer”, dijo, y agregó que tenía que hacer sus necesidades en el pequeño y oscuro espacio. “Grité que quería ir al baño pero no me dejaron salir”, dijo Javier.

“Una vez me sacaron y me dijeron: ‘Si no te hubiera visto, no habría recordado que estabas allí’. Eso fue algo que me hizo enojar “.

Según los informes, uno de los psicólogos que trabajaba en el refugio justificó mantener a los niños pequeños en régimen de aislamiento, diciendo: “A veces es necesario porque uno no sabe qué hacer con ellos … [when] se portan mal “.

De acuerdo a el Universal, un niño autista reveló la ubicación de la “sala de meditación” a Blanca Fabela, directora del DIF de Baja California, durante una visita al refugio en noviembre pasado. Posteriormente fue llevada a la habitación y al abrir su puerta metálica descubrió que allí estaban detenidos dos adolescentes.

No está claro qué acción se tomó de inmediato, pero en los últimos días, la ministra de Integridad y Administración Pública de Baja California, Vicenta Espinosa Martínez, reveló que se ha abierto una investigación y que se presentará una denuncia penal contra los responsables de la tortura.

La Comisión Estatal de Derechos Humanos también ha iniciado una investigación, pero aún no se ha entrevistado formalmente a ninguna víctima.

Algunos miembros del personal del albergue han sido despedidos en relación con las presuntas torturas, pero ninguno enfrenta actualmente cargos penales. el Universal dijo.

Javier, quien dejó el refugio hace cuatro años, dice que ahora tiene la ambición de estudiar derecho porque como abogado podrá defender los derechos de los niños que enfrentan la misma situación que él.

El albergue juvenil de Tijuana no es el único hogar estatal en Baja California donde supuestamente los niños están siendo maltratados.

Según un informe publicado el domingo por el sitio web de noticias Noticias Ya, los niños en un refugio temporal del DIF en Mexicali se amotinaron la semana pasada contra el maltrato.

Un defensor de los derechos del niño dijo al portal de noticias que la conmoción se produjo después de que varios niños habían estado recluidos en aislamiento durante distintos períodos de tiempo, desde menos de una hora hasta unos pocos días.

La mujer, cuya identidad no fue revelada, dijo que los empleados del DIF en el refugio de Mexicali tratan a los niños que se portan mal como si fueran criminales violentos. Incluso los niños con discapacidades son recluidos en ocasiones en régimen de aislamiento, dijo.

Ana Laura Galicia, psicóloga de Tijuana, dijo que los niños abusados ​​provienen de hogares violentos donde también fueron maltratados. Encerrarlos por su cuenta equivale a revictimización y tortura, dijo.

El activista de los derechos del niño dijo que el confinamiento solitario se ha utilizado como castigo en el refugio durante al menos 12 años.

Las autoridades de Baja California también están investigando los presuntos malos tratos en la instalación de Mexicali y se ha presentado una denuncia contra los empleados que cometieron actos de tortura contra los niños que viven allí.

Fuente: El Universal (sp), Noticias Ya (sp)

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*