Entrenador de perros de Sonora está enseñando a los perros a detectar Covid-19

El dueño de un centro de adiestramiento canino en Hermosillo, Sonora, emprende un nuevo proyecto que nace de los tiempos actuales: está adiestrando perros para detectar el coronavirus.

Si bien su negocio estuvo cerrado durante cuatro meses por la pandemia de coronavirus, Sergio Castilla se interesó en los esfuerzos en otras partes del mundo para entrenar perros para detectar el Covid-19 y decidió que intentaría hacer lo mismo en la capital de Sonora.

La primera persona a la que le contó su idea fue Juan Manuel Mancilla Tapia, un enfermo de epilepsia con quien había trabajado para entrenar a Leia, una golden retriever, como un perro alerta de convulsiones.

Castilla también reclutó a su amiga Victoria Lozano y juntos los tres amantes de los perros comenzaron OBI Caninos Contra el Covid (OBI Dogs Against Covid), el primer proyecto en México para entrenar perros para olfatear el coronavirus.

El nombre del proyecto proviene del antiguo perro de alerta de convulsiones de Mancilla, Obi, que murió a principios de año.

Cinco perros se encuentran actualmente en su tercera y última etapa de entrenamiento: Leia, la golden retriever ya entrenada como un perro alerta de convulsiones; Sam, un pastor belga; y Mike, Ringa y Harry, tres pastores alemanes.

Castilla le dijo al diario Milenio que los perros están aprendiendo a detectar a las personas con el coronavirus al aprender a reconocer el olor de los compuestos orgánicos volátiles del virus, que se pueden encontrar en el sudor, la saliva y la orina de una persona infectada incluso antes de que desarrollen síntomas.

Explicó que la primera etapa del entrenamiento consiste en presentarle un juguete a un perro y permitir que el animal juegue con él para que con el tiempo desarrolle cariño y apego por él. Una vez que se logra, se corta una parte del juguete y se coloca en un receptáculo junto con una muestra de sudor recolectada de una persona que dio positivo por Covid-19 en un laboratorio estatal en Sonora, dijo Castilla.

Al perro se le permite oler la muestra junto con la parte del juguete y, como resultado, asocia la última con la primera. Entonces comienza el proceso de formación formal.

“Es cuestión de decirle al perro: ‘¿Quieres tu juguete? Busque el olor ‘”, dijo Castilla, y agregó que posteriormente el perro se vuelve adicto al olor“ porque quiere jugar ”.

Una vez que un perro ha aprendido a diferenciar entre el olor de la parte del juguete y el olor de la muestra de sudor, el primero se retira del receptáculo, dijo. Cuando un perro localiza posteriormente la muestra de sudor por sí solo, es recompensado con su juguete, dijo Castilla.

El entrenador Sergio Castilla y uno de los perros que aprenden a detectar Covid-19.

Recalcó que los perros no están expuestos directamente a las muestras de sudor y no corren ningún riesgo, aunque no hay evidencia de que puedan contraer el coronavirus.

La parte final del proceso de formación implica la instalación de varios receptáculos que contienen muestras de sudor humano. Sin embargo, solo uno de ellos tiene una muestra de una persona positiva para Covid. Una vez que un perro puede localizar inmediatamente la muestra Covid-positiva entre las diversas muestras de sudor, se considera que ha sido adiestrado con éxito.

Castilla dijo que en el mundo real, un perro entrenado alertará a su amo sobre un caso de Covid-19 a través de su comportamiento.

“Si tienes un virus … el perro cambiará su comportamiento, se sentirá un poco preocupado y tenso porque no sabe cómo explicarte que hay algo dentro de ti que te está dando un olor diferente”, él dijo.

Castilla dijo que durante el proceso de capacitación de tres meses, él y sus colegas recibieron orientación y asistencia de investigadores de la Universidad de Durham en Inglaterra y de la Dra. Anna Hielm-Björkman, profesora de medicina equina y de pequeños animales en la Universidad de Helsinki. que está monitoreando un ensayo de detección de Covid canino en el aeropuerto de la capital finlandesa.

“Todos estos expertos … han estado estudiando cómo los perros pueden detectar Covid-19 y otras enfermedades como el cáncer”, dijo. “Algunos de ellos ya están operando [Covid-19 detection] programas en los aeropuertos “.

Castilla dijo que su primer grupo de detectives caninos de Covid podría ser enviado al aeropuerto internacional de Hermosillo en tan solo dos semanas. Eso los convertiría en los primeros perros detectores de Covid-19 en trabajar en un aeropuerto de América Latina, dijo.

Castilla agregó que planea capacitar a un nuevo grupo de seis reclutas peludos que podrían ser puestos a trabajar en hospitales y puntos de entrada a Sonora, donde podrían aportar su granito de arena para ayudar a prevenir la propagación del coronavirus en el estado.

Mancilla, la víctima de la epilepsia y dueña de Leia, la perra detectora de Covid en ciernes, dijo Milenio que a él y a sus colegas les gustaría algún día abrir un instituto canino donde los cachorros perceptivos se entrenarán para olfatear una variedad de enfermedades diferentes.

Fuente: Milenio (sp)

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*